___Día tras día, los amores muertos no terminan de morir___

jueves, 21 de julio de 2011

y de pronto llega alguien a qien le da por cambiar tu vida, por hacerla menos complicada, poco a poco, dia a dia...

martes, 19 de julio de 2011

Quizas no funcionara porque no pusimos ganas, por creer que una mirada basta para crear amor.

domingo, 17 de julio de 2011

A veces es más fácil fingir que las cosas van bien, antes que enfrentarse con una verdad difícil. Así que continuamos centrándonos en los detalles, los pequeños rituales de la vida diaria. Tenemos la esperanza de que el cómodo ritmo de la familiaridad retrasará un poco más lo inevitable. Hacer que las cosas vuelvan a la normalidad, lo que sea para hacernos ganar algo de tiempo. Fingir, disimular, puede que esto sea lo único en lo que nunca maduramos
Aferrate a mi lo más fuerte posible,no me dejes sola.Necesito tu brazos alrededor.
El amor se comunica de distintas maneras, nuestras palabras reflejan el estado de ánimo, el día de hoy decide mostrar paciencia con tu pareja y no decirle nada negativo, si surge algún problema, respira muy profundo y no digas nada, es mejor quedarse callado, que luego te puedas arrepentir por haberlo dicho”.

-¿Es cierto este mensaje cuando ya estas cansada de esperar demasiado y desear decir todo pero no poder hacerlo?¿Se puede tener paciencia cuando todo lo que quieres y necesitas cada vez está más lejos
Quiero poder abrir la mano y soltar lo que hoy ya no está, lo que hoy ya no sirve, lo que hoy no es para mí, lo que hoy no me pertenece. No quiero retenerte, no quiero que te quedes conmigo porque yo no te dejo ir. No quiero que hagas nada para quedarte más allá de lo que quieras. Mientras yo deje la puerta abierta voy a saber que estás aquí porque te quieres quedar, porque si te quisieras ir, ya te habrías ido
No podría contestarte capaz si el reto fuera perdernos de vista durante diez años. Porque ya sé cómo es la vida cuando tú no estás. Aburrida. Amarga.Tú eres la pimienta de mi vida. Y cuando tú estás, está también la felicidad en estado puro, salvaje, volcánico. Esa felicidad también hace daño. Pero es preferible al aburrimiento
Con el tiempo comprendes que
apresurar las cosas o forzarlas a que pasen
ocasionará que al final no sean como esperabas
No existe el olvido, no se puede olvidar a una persona o un hecho,simplemente se supera. Superas relaciones, superas miedos, superas pérdidas, superas heridas, continuamente superamos cosas, pero no las olvidamos. No desaparecen de un día para el otro ni de un año a otro de nuestra mente, simplemente comenzamos a darle importancia a otras cosas u otras personas que nos van alejando de lo que nos causa daño hasta que logramos que no nos afecten más. Es una cuestión más que nada, de tiempo...



“La verdad es como una manta que siempre te deja los pies fríos. La estiras, la extiendes y nunca es suficiente. La sacudes, le das patadas, pero no llega a cubrirnos. Y desde que llegamos llorando hasta que nos vamos muriendo sólo nos cubre la cara, mientras gemimos, lloramos y gritamos”.
Me gusta romper el papel por la línea de puntos,chupar el colacao que se queda pegado a la cuchara.Me gusta explotar burbujas y que suene como una tormenta.Me gusta coger la nata con el dedo.Me gusta la gente que dibuja donde no se puede dibujar,la espuma del café,el olor a gasolina,la gente que besa por la calle...me gusta dar los buenos días hasta por la noche, los sombreros,abrir un libro y encontrar una entrada de cine antigua.Y me gustan las cosas que se repiten,pero sobre todo me gustan las cosas pequeñas.No me gustan los jarabes,no me gusta nada el fútbol en la radio,no me gustan las marcas,pero sí me gustan las señales...
y tú....tú también me gustas.

sábado, 16 de julio de 2011

Me gustaria saber como narices puedo parar el reloj que dia a dia se acelera mas.
Aunque le quite las pilas, el tiempo pasa, y aunque no nos demos cuenta, cada vez a mas....
Que sera de aquellos dias en los que reiamos, en los que bailabamos debajo de la lluvia, debajo de la luna...
En los que estar a solas eran los necesarios para ser feliz. Donde se para el reloj y donde se le da marcha atras?
Si se pudiera dar marcha atras, lo haria a lo mejor a la infancia, una etapa siemple, sin problemas, todo eran risas, juegos, saltos..O simplemente lo haria 1 o 2 años atras..
Sabes lo que pasa, que no se puede, la vida es asi, vives el dia, si te gusta bien, si no tambien.
Tengo en algun rincon de mi cabeza guardada la hora, la fecha, la situacion del dia del adios.

miércoles, 13 de julio de 2011

-Cuando somos felices no nos damos cuenta, eso también es injusto. Deberíamos vivir la felicidad intensamente y tendríamos que poderla guardar para que en los momentos en que nos haga falta pudieramos coger un poco, del mismo modo que guardamos cereales en la despensa o recambios de papel higiénico por si se acaba, ¿entiende?


-¿Por qué necesita recambios?

-¿Y usted no? ¿Ya es bastante feliz?

-No, no lo soy, pero... No creo que lo necesite.
La vida va demasiado rapido. Si no te paras y miras a tu alrededor de vez en cuando, puedes perderla.
La vida va demasiado rapido. Si no te paras y miras a tu alrededor de vez en cuando, puedes perderla.
El amor es un privilegio, no una obligación
Nadie puede decidir su propio final.
Juzga a las personas con cuidado, sobre todo a los amigos. No conoces toda una vida solo por un momento. No hay respuestas fáciles. Nunca es un simple "si" o "no". La vida de un hombre no es solo fachada, es más, es todo lo que hay por debajo, lo que no puedes ver
Cada vez piensas que en esta ocasión lo harás bien. Que no repetirás los errores o lo que crees que fueron los errores que cometiste la última vez. Pero no es así, claro. No es tan sencillo. Aquella mirada en sus ojos. Aquella conversación sobre los domingos... Por un momento pensé que... en fin, me equivoqué
-Cuando somos felices no nos damos cuenta, eso también es injusto. Deberíamos vivir la felicidad intensamente y tendríamos que poderla guardar para que en los momentos en que nos haga falta pudieramos coger un poco, del mismo modo que guardamos cereales en la despensa o recambios de papel higiénico por si se acaba, ¿entiende?


-¿Por qué necesita recambios?

-¿Y usted no? ¿Ya es bastante feliz?

-No, no lo soy, pero... No creo que lo necesite.

domingo, 10 de julio de 2011

Encontrar escapatorias cuando no se quiere mirar dentro de uno mismo es la cosa más fácil de este mundo. Siempre existe una culpa exterior, hace falta mucha valentía para aceptar que la culpa -o mejor dicho, la responsabilidad- nos pertenece tan sólo a nosotros. Sin embargo es ésta la única manera de seguir avanzando.
Encontrar escapatorias cuando no se quiere mirar dentro de uno mismo es la cosa más fácil de este mundo. Siempre existe una culpa exterior, hace falta mucha valentía para aceptar que la culpa -o mejor dicho, la responsabilidad- nos pertenece tan sólo a nosotros. Sin embargo es ésta la única manera de seguir avanzando.
Cuando somos niños nos gusta mucho subir a los desvanes, en la vejez no tanto. Todo lo que era misterio, descubrimiento aventurero, se vuelve dolor del recuerdo.
Las cosas que nos ocurren nunca son finalidades en si mismas, gratuitas; cada encuentro, cada pequeño suceso encierra un significado, la comprensión de nosotros mismos nace de la disponibilidad para recibirlos, la capacidad de cambiar de dirección en cualquier momento, de dejar la vieja piel como las lagartijas al cambiar la estación.
Entender de dónde venimos, qué hubo antes de nosotros, es el primer paso para poder avanzar sin mentiras.
Entender de dónde venimos, qué hubo antes de nosotros, es el primer paso para poder avanzar sin mentiras.
En la lejanía, ni siquiera los amores más grandes, los más absolutos, se libran de la duda.
Nos robábamos las palabras de la boca, pensábamos las mismas cosas, las decíamos de la misma manera, parecía que nos conociéramos desde hacía años y no desde hacía dos semanas.
El error en el que siempre incurrimos es el de creer que la vida es inmutable, que una vez metidos en unos raíles hemos de recorrerlos hasta el final. En cambio, el destino tiene mucha más fantasía que nosotros. Justamente cuando crees encontrarte en una situación que no tiene escapatoria, cuando llegas al ápice de la desesperación, con la velocidad de una ráfaga de viento cambia todo, queda patas arriba, y de un momento a otro te encuentras viviendo una nueva vida.

Recuerdos que en palabras nos atrapan.

Los recuerdos tristes dormitan largo tiempo en una de las innumerables cavernas de la memoria; se mantienen allí durante años, decenios, la vida entera. Después, un buen día vuelven a la superficie, el dolor que los había acompañado vuelve a estar presente, tan intenso y punzante como lo era aquel día de hace tantos años.
En el rostro está todo. Está tu historia, están tu padre, tu madre, tus abuelos y bisabuelos, tal vez incluso algún tío lejano del que ya nadie se acuerda.

La comprensión exige silencio.

El hombre se parece cada vez más a una radio que solamente es capaz de sintonizar una franja de frecuencia. El uso excesivo de la mente produce más o menos el mismo efecto: de toda la realidad que nos rodea sólo logramos captar una parte restringida. Y en esa parte frecuentemente impera la confusión, porque está toda repleta de palabras, y las palabras, la mayor parte de las veces, en lugar de conducirnos a un sitio más amplio nos hacen dar vueltas como un tiovivo.
Tan moderna es la mente, como antiguo el corazón. Se piensa entonces que quien hace caso al corazón se aproxima al mundo animal, a la falta de control, mientras que quien hace caso a la razón se acerca a las reflexiones más elevadas. ¿Y si no fuesen así las cosas, si fuese verdad exactamente lo contrario? ¿Y si ese exceso de razón fuese lo que deja desnutrida a la vida?
La vida no es una carrera, sino un tiro al blanco, lo que importa no es el ahorro de tiempo, sino la capacidad de encontrar una diana.
Los muertos pesan, no tanto por la ausencia, como por todo aquello que entre ellos y nosotros no ha sido dicho.
Cuando ante ti se abran muchos caminos y no sepas cuál recorrer, no te metas en uno cualquiera al azar: siéntate y aguarda. Respira con la confiada profundidad con que respiraste el día en que viniste al mundo, sin permitir que nada te distraiga: aguarda y aguarda más aún. Quédate quieta, en silencio, y escucha a tu corazón. Y cuando te hable, levántate y ve donde él te lleve.

Donde el corazón te lleve.

Lo que no supimos decir nos dolerá eternamente y sólo el valor de un corazón abierto podrá liberarnos de esta congoja. Nuestros encuentros en la vida son un momento fugaz que debemos aprovechar con la verdad de la palabra y la sutileza de los sentimientos.

sábado, 9 de julio de 2011

Estamos aprendiendo, aprendiendo a sonreir puesto que a llorar, nacemos sabiendo.

jueves, 7 de julio de 2011

Aunque la historia terminó, aun queda algo vivo en ese amor...

Y se va no sé cuando...

Cuando el amor desaparece llega el desamor, que se manifiesta en : desencuentros, discusiones, desintereses, desidias, tutina, aburrimiento, frialdad, riñas, engaños, celos, secretos, ruptura, abandono.

La mirada, idioma sin palabras..

Todos hablamos con la mirada en muchos momentos del dia. Hay cientos de formas de mirar, con diferente intencion, con acentos, exclamaciones e interrogantes, Este mudo lenguaje lo usamos constantemente y casi sin darnos cuenta...
Lo que diferencia una mirada de otra es el matiz, la intensidad y la intencionalidad. ..
La mirada suele ser nuestra primera seña de identidad cuando conocemos a alguien o la forma de anunciarnos cuando no lo conocemos. Es una comunicacion visual en toda reglar

A-M-O-R.

Sentimientos puros: emoción, deseo, rubor, ardor, erizado, encantado, encendido, tubación, enternecimiento, exaltación, embriaguez. Sus efectos pueden ser: taquicartdias, sonrisas, escalofrios, insolación, sudoración....
Sentimientos impuros: impaciencia, dolor, amargura, pena, sufrimiento, angustia, desazón, tormento. Sus eectos pueden ser lágrimas y desvaríos.
El amor es un no sé qué que llega no sé como, que está no se cuanto y se va no sé cuando.
Un sentimiento es dificil de eplicar, y más con una sola palabra; algo más fácil es hacerlo en general y dentro de un contexto.

miércoles, 6 de julio de 2011

sábado, 2 de julio de 2011

La vida es curiosa. Durante años, uno se pregunta cuál es el sentido de este baile. ¿Para qué luchar? ¿Por qué la vida es una eterna pelea? Sí, la vida es curiosa, y vueltera. Llena de giros absurdos, inexplicables. La vida tiene esas casualidades tan sospechosas. Tanto, que nos hacen pensar que todo tiene un "¿para qué?", un sentido. La vida cambia todo el tiempo. No nos deja acostumbrarnos a un golpe, que enseguida viene otro detrás. Y uno se sorprende siempre. Y así sigue preguntándose por el sentido de todo. Preguntándose el sentido de estar presente en el momento y el lugar equivocados. O el sentido de ser bueno o malo. ¿Habrá premios y castigos para unos y otros? Uno pasa por la vida haciéndose esas preguntas y muchas otras más. Pero en el fondo, todo se resume en una sola: ¿Cuál es el sentido de la vida? ¡Que irónico! Ahora empiezo a entender el sentido de la vida. Y es así, uno pasa la vida preguntándose por el sentido de la vida. Esperando ese algo que falta y que nos hará felices. Y tal vez la respuesta sea que la vida no tiene sentido. Que la vida simplemente se vive. Y simplemente viviendo, podamos decir al final, que nuestra ha tenido sentido.
No quiero ir caminando mañana por la calle y girar la vista al ver ese banco..en el que hemos compartido tantos momentos juntos..No quiero tener que mirar hacia otro lado cuando pase por aquel rincón donde nos besamos por primera vez, ni quiero evitar pasear por el parque donde, muertos de vergüenza, hablamos a solas.. Tampoco quiero derramar una lágrima al mirar aquellos columpios donde tenemos esa foto que tanto me encanta... pero lo que más me dolería, de verdad, sería agachar la cabeza cuando te viera pasar por mi lado.. no quiero dejar de mirarte..de hablarte..de besarte..No quiero que todos esos momentos que hemos vivido…Algún día los tengamos que olvidar, desaparezcan así sin mas... y créeme que he intentado hacerme a la idea..he procurado valerme por mí misma..sin tu ayuda..sin tus palabras, sin tus miradas..sin tus gestos…sin nada tuyo. Pero ya no puedo… ahora ya es tarde..no logro vencer el miedo..no consigo ser nada sin ti… y solo me queda saber algo…
Únicamente quiero saber si lo que sientes por mi es tan fuerte como lo que yo llego a sentir por ti... Quiero también tener la seguridad de que cada día me vas a querer un poquito más, haciendo así que tenga algo de importancia en tu vida…y escuchar de tu boca que todo irá bien… que vas a estar ahí, a mi lado, siempre...Pero sobretodo quiero que me lo digas de corazón..que no sean palabras maquilladas para estar bien dos días. Entonces prometo hacerte más feliz el resto de los segundos que este a tu lado y a la vez olvidar todo lo que he puesto y pensado anteriormente.
De lo contrario, si todo esto no es así…si sabes que no podrás darme esa seguridad…si sabes que no sientes lo mismo que yo...que nunca podrás decirme que todo irá bien, o si tienes valor para mirarme a los ojos y decirme que no me quieres, por favor dímelo…y tan solo me iré sin nada más que decir… Déjame marchar para no volver a sufrir ninguno de los dos y nunca más te molestaré, lo prometo.
Si alguien a quien quieres, da igual quien sea, un amigo, un familiar, tu pareja o simplemente alguien especial, te ha dejado alguna vez ya sabrás lo que se siente.
Sabrás que es un dolor difícil de curar, que muchas veces no lo consigues y sencillamente aprendes a vivir con él.
Sabrás lo que es pasarse días tumbado en la cama llorando y aferrándote a los recuerdos y pidiendo a Dios que por favor no desaparezcan, que no te quite lo poco que te queda de esa persona. Aunque a veces recordar duela, no puedes evitar que te encante ese sabor dulce y a la vez amargo que éstos te dejan.
Un recuerdo es más que un simple recuerdo, es revivir los momentos que compartiste con esa persona y sentir de nuevo cada beso, cada caricia, el cosquilleo en tu estómago cuando te mira y te sonríe; y es entonces cuando aprecias cada pequeño detalle que en su momento dejaste pasar sin darte cuenta. Y quieres volver atrás y decirle a esa persona lo mucho que te gusta su cara al dormir, la sensación tan bonita que te produce cuando te mira fijamente recorriendo y analizando cada centímetro de tu cara, como si estuviera memorizando cada uno de tus lunares, cada una de tus pestañas o la forma de la comisura de tus labios cuando no puedes evitar que se escape una sonrisa al saber que te está mirando, la comisura de los labios que esconden los miles de besos que no te atreviste a darle y hoy se lamentan por no haberlo hecho.
La vida está llena de momentos, y cada paso que damos es un tropiezo con algo distinto. A veces sentimos nostalgias de esas cosas del pasado, quizás es porque nos detuvimos un tiempo a mirar el pasado y nos dimos cuenta que fue tan fugaz, que el tiempo se acorta y que aun no alcanzamos nuestros propósitos, o tal vez, sentimos que en todo este tiempo no hemos logrado nada

Te espero, te quiero.

Tal vez algun dia nada de esto me importe.

Prometo que lo haré, algun dia de estos, te olvidaré, Y esque antes de conocerte todo era tan facil pero a la vez tan simple... Desde el momento en que te vi surgió algo tan especial que no soy capaz de expresar, sabia que aquel encuentro no era casual, pero por otro lado no supe aprovechar aquellos ratos tontos a tu lado, no fui consciente de que echaria tanto de menos el pasar tiempo contigo, tampoco sabia que lo que alli pasó, jamás se volveria a repetir y que pesaria sobre mi consciencia algun que otro año. Y a dia de hoy aun me paro a pensar en todo lo que vivi, revivo lugares, situaciones, y no se si es por añorarlo que lo encuentro todo tan bonito o porque realmente asi sucedió.

Contigo quiero estar!

Fue lindo soñar contigo, pensar en nuestras conversaciones llenas de risas, en lo poco que nos conocemos y en ese coqueteo inminente en cada palabra que te escribo. Seguro no te das cuenta de la forma en que te hablo y que te miro. Es obvio, nunca demuestro mis sentimientos cuando alguien me importa de la forma en que me importas tú.
Me encantó escuchar esas viejas canciones que me recuerdan a ti, recordar esos pequeños momentos que llenaron mi vida de felicidad y mi corazón de confusión. Nunca se te ha dado ser claro al expresar lo que piensas o quizás quieres que te lea entre líneas. De todas formas me da miedo saber que dices, porque puede ilusionarme o dejarme en la incertidumbre.
 Un loco juego de nunca acabar, de indirectas que no llegan a ninguna parte, solo a lo más profundo de mis sentimientos, esos que algún día quizás pienso revelarte.
Aunque no lo admita frente a ti, es obvio que eres importante, más de lo que deberías. Si bien sufro cuando la distancia se hace presente, en esos pequeños momentos de intercambiar pensamientos cómplices, soy feliz. Porque quizás mi felicidad solo se basa en que tu existas.

Tú, fuiste todo mi mundo.

Quiero continuar, déjame volver atrás,
no le pongas final, no no no no...
Por favor no le pongas final, no...

Todos tenemos mil historias....

Me asomo a mi ventana y veo la gente pasar,intento leer en sus ojos que vida llevaran,si hay tristeza o esperanza, qué camino tomarán...Mil Historias llenas de amor,hay mil historias llenas de dolor,y están justo aquí a nuestro lado.Mil momentos llenos de emoción y no son historias de televisión..
Cuando escucho una risa o  una lagrima caer, siempre pienso que lo mismo he vivido yo también.

Te he buscado y no te encontraba...

Por el tiempo que perdimos; que contigo, que sin ti...Por tus bailes, tus salidas, sólo tú eres así.
Hoy he enterrado aquellos besos que regalé,y ya no tengo que esperar, perdida en la calle.
Por tus guiños, tus manías y tu forma de mirar.Por los sitios que nos vieron, por los días que vendrán.
Por tus noches en mis manos, porque ya te tengo aquí;eso es mucho más de lo que yo jamás podía pedir..

viernes, 1 de julio de 2011

"Mirar la vida a la cara. Siempre hay que mirarla a la cara, y conocerla por lo que es. Así podrás entenderla, quererla por lo que es y luego guardarla dentro. Guardaré los años que compartimos. Guardaré esos sueños siempre..., y el amor siempre..., y las horas..."